Alto riesgo de lesiones en atletas jóvenes de élite

Cada semana, un promedio de tres de cada diez atletas de élite adolescentes sufren una lesión. Los peores afectados son las mujeres jóvenes, y el riesgo de lesiones aumenta con una baja autoestima, especialmente en combinación con menos sueño y mayor volumen e intensidad de entrenamiento, según muestra una tesis doctoral del Karolinska Institutet en Suecia.

Aunque miles de jóvenes deportistas de élite participan cada año en eventos deportivos organizados, el conocimiento de las lesiones y sus consecuencias es limitado. Una tesis de Philip von Rosen, investigador del Departamento de Neurobiología, Ciencias de la Salud y Sociedad, puede ayudar a abordar este problema.

Alrededor de 1.200 jóvenes suecos asisten a un instituto deportivo nacional, donde combinan sus estudios regulares con deportes de élite para alcanzar un nivel internacional en su actividad particular. Los estudios de Philip von Rosen incluyen 680 atletas de élite que representan a 16 deportes diferentes en 24 escuelas de este tipo en todo el país, quienes han completado una serie de estudios sobre la ocurrencia de lesiones y el volumen e intensidad de sus programas de entrenamiento.

“Nuestros estudios muestran que la incidencia de lesiones es alta en los atletas de élite adolescentes”, dice Philip von Rosen. “Durante la semana promedio, uno de cada tres de ellos resultó herido. Durante más de un año, casi todos ellos habían resultado heridos al menos una vez y alrededor del 75% informó de que habían resultado gravemente heridos al menos una vez al año.

Las niñas tenían el índice más alto de lesiones y se mantuvieron lesionadas durante más tiempo.

Para determinar los posibles factores de riesgo detrás de las lesiones, a los participantes también se les preguntó cada trimestre sobre su autoestima, ingesta de nutrientes y estrés autovalorado y sueño. Los que aumentaron el volumen y la intensidad de su entrenamiento al reducir la duración del sueño mostraron un aumento del 100 por ciento en el riesgo de lesiones. La baja autoestima también aumentó el riesgo. Un atleta con baja autoestima que incrementó el volumen y la intensidad de su entrenamiento mientras que redujo el sueño tuvo tres veces el riesgo de lesión en comparación con un atleta con autoestima promedio que no había cambiado su entrenamiento o hábito de dormir.

En grupos de investigación más pequeños, los estudiantes también hablaron sobre las consecuencias psicológicas negativas de las lesiones, como la culpa, la frustración y el enojo, y cómo las lesiones los hicieron considerar abandonar el deporte de élite por completo.

“El alto riesgo de lesiones en atletas de élite adolescentes demuestra que se necesitan estrategias de prevención de lesiones de intervención temprana para evitar las consecuencias a largo plazo de las lesiones y para fomentar la participación continua en el deporte”, afirma el Sr. von Rosen. “Por lo tanto, recomendamos que se pongan a disposición de todos los atletas equipos médicos en todas las escuelas secundarias deportivas nacionales para reducir el comportamiento insalubre asociado con las lesiones, prevenir nuevas lesiones y ayudar a los atletas lesionados a volver al deporte”.

El Sr. von Rosen defendió su tesis “Lesiones, factores de riesgo, consecuencias y percepciones de lesiones en atletas de élite adolescentes” en el Karolinska Institutet el 20 de octubre de 2017.